Harrisburg, 19 de marzo 2024 - El senador estatal Jim Brewster anunció hoy que su proyecto de ley, SB146, fue aprobado por unanimidad por la Cámara en tercera consideración. La legislación exime a los veteranos y otras personas en programas de recuperación de las tasas de licencia de pesca.

Este proyecto de ley, que ha obtenido un apoyo unánime en sesiones anteriores, promueve la recuperación mental y física a través de los beneficios terapéuticos de la pesca y el ocio al aire libre. En virtud de las disposiciones del SB146, las personas que participen en programas de pesca terapéutica patrocinados por grupos de servicios establecidos, incluidos Wounded Warriors y Project Healing Waters, podrán acogerse a una exención de las tasas de pesca. 

"Apoyar a los veteranos y a las personas en programas terapéuticos y de recuperación significa proporcionar más oportunidades para la curación", dijo el senador Brewster. "Este proyecto de ley lo hará ofreciendo pesca gratuita y promoviendo el bienestar a través de la recreación al aire libre".

Según la Comisión de Pesca y Embarcaciones de Pensilvania, esta exención se extenderá a más de 60 organizaciones de servicios diferentes y a cientos de eventos únicos de un día de pesca en toda la Commonwealth.

La pesca proporciona tiempo para conectar con la naturaleza y ha sido recomendada por profesionales de la salud para ayudar a quienes padecen una amplia gama de diagnósticos, como discapacidades mentales y físicas, cáncer u otras enfermedades crónicas, recuperación de adicciones, lesiones cerebrales traumáticas y trastorno de estrés postraumático, explicó Brewster.

Durante la anterior sesión legislativa, el SB146 fue aprobado por unanimidad por el Comité de Caza y Pesca del Senado y el Comité de Asignaciones del Senado y recibió un rotundo 50-0 en la votación del pleno del Senado. También recibió el apoyo unánime del Comité de Caza y Pesca de la Cámara de Representantes.

Este abrumador apoyo bipartidista demuestra el reconocimiento de la importancia del proyecto de ley para promover el bienestar y la rehabilitación de los veteranos y las personas en programas terapéuticos.

El proyecto de ley se dirige ahora al Gobernador Shapiro para que lo firme.